Consejos y Recomendaciones
consejos

La Escuela, tiene por fin la fraternidad humana y «La Comuna», sin parcelas y sin fronteras, el hombre no es extranjero en ninguna parte.

No debes esperarlo todo de regalo.

El que nada sacrifica, a nada tiene derecho.

¿Quieres tener derechos? Créate primero obligaciones.

El progreso se adquiere por esfuerzo propio.

No queremos Fe ciega, sino estudio, convencimiento, que hace Fe viva, porque sólo las obras hacen Fe.

No comprender una cosa, no da derecho a negarla.

No censures, ni hagas crítica de lo que no entiendes.

La crítica de lo que se desconoce, es calumnia.

El calumniador, es vil y comete muchos crímenes.

La risa del ignorante, es imbecilidad.

¿Ves falta en tu semejante? Mira bien, no sea tuya.

¿Tú quieres ser sabio? Estudia en ti mismo: habla poco, piensa alto, mira hondo, observa siempre y aprende de todos.

¿Sabio y sin amor?... no lo creas.

El que sabe amar, es el que sabe más.

El Padre Creador, ama a todos por igual; es el único sabio: y de sus hijos los hombres, el que más ama, está más cerca de El y lo comprende por el amor.

¿Quieres triunfar hermano? hazte ideas propias: conócete en verdad: sé señor de tí mismo y esclavo de tu deber.

Tu amor lo medirás por el que tengas a tu hermano.

El amor es sacrificio, pero también es justicia.

Baldón y Caridad, son igual: Amor es la ley.

¿Te avergüenzas de llamarte Espiritista, Racionalista, Comunista, como te enseña esta Escuela? Pues reniegas de tu ser, y no puede ser que no seas: tienes tu luz apagada: trata de encenderla pronto en el Espiritismo Luz y Verdad.

En los libros de la Escuela, está la luz y el camino tienes el deber de estudiarlos y propagarlos entre tus conocidos.