Sesiones Dominicales

El objetivo al reunirse los domingos, no debe surgir de la necesidad de compartir afinidades principalmente, puesto que para ello cualquier momento es apropiado.

Más allá de ello, la Concepción del Maestro Trincado se fundamenta en  factores plasmados por el Laudo de Rigor;  de la necesidad de aunar o de unificar el entendimiento en pro del estudio de la Doctrina en unísono.

De esta manera los grupos de estudio, aunque favorables, no excluyen la necesidad de las doctrinales y reuniones en las cátedras, las cuales también propenden a fortalecer en estudio y sirven como soporte para la divulgacion de la doctrina Espirita al mundo.

Métodos de estudio

Si bien, el desarrollo del espiritista es un proceso interno dependiente del nivel de comprensión y de análisis racional de los textos, esto no limita a la persona a centrarse en un texto a aprenderlo de memoria, ni a recitarlo, sino a llegar a entender su escencia. Esto se logra únicamente con el estudio continuo y el análisis, que se apoya en la investigación individual o colectiva de los hechos, dando solidez a la verdad fundamentada en fé viva.

Por lo tanto, no basta con asistir a una doctrinal los domingos en grupos de afines, y memorizar conjuntos de frases sin entender su escencia (puesto que las obras hablan lo contrario, ante lo que se dice, "Por el fruto conocereis el arbol") dado que es menester hacer una instrospección profunda y concienzuda de lo entendido, investigar para profundizar, y así hacer de cada uno de nosotros un maestro, y no esperar un Maestro Nato a que nos explique dicha doctrina convenciendonos por medio de la autoridad. Esto dicho de esa manera, simplemente no es la EME de la CU fundada por el Maestro Joaquín Trincado Mateo.