La Cátedra Regional Colombiana Luz de Jacob No.178, 69 años después de haber sido fundada nos cuenta una amplia línea de sucesos, que relatan la lucha por divulgar y procurar por el estudio del Espiritismo en la región Colombiana, a través de todas las dificultades y limitaciones tanto humanas como sociales y religioso-políticas, las cuales finalmente son y hacen lo que esta Cátedra es en la actualidad.

 

Como nació esta Cátedra?

bogotaSegún Solicitud de Reconocimiento Jurídico, compulsado por el señor Antonio María Bonilla a la Gobernación de Cundinamarca (departamento de la República de Colombia) y esta a su vez al Ministerio de Gobierno, el cual en uso de las facultades conferidas por la Constitución Política de la República de Colombia, confirió personería jurídica a la Entidad sin Animo de Lucro denominada "Cátedra Central de Estudios Filosóficos de Bogotá", según Resolución No. 36 del 30 de Abril de 1943, siendo inscrito en ese momento como Director Regional y Representante Legal el señor Alfonso E. Bajaña. Dicha providencia fue publicada en el Diario Oficial No. 25.248 del 13 de Mayo de 1943 (Por disposición de las autoridades Colombianas, disponible para el público en general).

Posteriormente, varios hermanos tuvieron bajo su responsabilidad la conducción de los destinos de la Cátedra Regional. Entre ellos el hermano Carlos Enrique Silva Camacho, quien la Dirigió hasta junio de 1978, fecha en la cual desencarnó.

El 18 y 19 de Marzo de 1979, asumió la dirección de la Cátedra Central de Estudios Filosóficos de Bogotá, el Hermano Germán Ramírez, cuya primera preocupación consistió en hacer una reforma a los Estatutos de la Personería Jurídica con el fin de conferir a la institución el nombre real de "Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal - Cátedra Regional Colombiana Luz de Jacob No. 178", reforma que fue aprobada por el Ministerio de Gobierno de la República de Colombia, bajo Resolución Epecial No. 684 del 1º de Abril de 1980, y publicada en el Diario Oficial No. 35.535 del 11 de junio de 1980.

En el año 1997, fue necesaria una nueva reforma de Estatutos de la Personería Jurídica, con el fin de fortalecer los intereses morales y materiales de la institución; adecuarla jurídicamente a los cambios que la sociedad Colombiana ha tenido y de esa manera robustecer la acción educativa y formativa del hombre contemporáneo. Dicha reforma fue aprobada por la Alcaldía Mayor de Bogotá (Ente encargado de estos procesos para la ciudad de Bogotá) bajo Resolución Especial No. 075 de mayo de 1998.

Finalmente y continuando con los firmes propósitos de la escuela, se hizo necesaria una tercera reforma a los Estatutos de la Personería Jurídica, en los cuales se revocó la designación de "Provinciales" y "Ciudadanas" a las cátedras localizadas en el territorio nacional de la República de Colombia, con base en que la división geopolítica de Colombia, no está trazada bajo dichos conceptos, sino por Departamentos y municipios, lo cual jurídicamente y políticamente en lo que respecta a Colombia y su Carta Magna o Constitución Política implica significativas diferencias. Con estos fundamentos, se cambió la denominación de nuestras cátedras a las de Cátedras Departamentales y Municipales.

Uno de los cambios de mayor sensibilidad consistió en la abolición del cargo de Celadores Regionales, ciudadanos y provinciales. Dicha acción implicó una reestructuración, en la cual se eliminó el cargo, más no las elevadas funciones de representar ante los organismos que conforman la sociedad Colombiana, la elevada naturaleza de los principios doctrinales y filosóficos de nuestra Escuela, y acreditar de esta manera, la mal entendida función de representar personas, más no la dignidad de nuestra institución. Esta resolución fue reconocida por la Alcaldía Mayor de Bogotá, según Resolución Especial No. 804 del mes de Noviembre del año 2003.